Sábado, Agosto 19, 2017
Covadonganoticias.com

SELLAN CANCIÓN CON UN BESO

Ana Torroja y María León no dejaron nada a la imaginación en un acto lleno de sensualidad que terminó con un beso en la boca entre ambas. El regreso de la española al Auditorio Nacional fue ovacionado por miles que recordaron junto a ella y sus invitados.

“¡Viva la diversidad!”, gritó Torroja al despedir a su invitada, que contrario a la versión que grabó de “Mujer contra mujer” con Paty Cantú, sí terminaron uniendo sus labios.

Todo dio inicio a las 20:48 horas, cuando acompañada de aplausos Torroja salió entre una estructura metálica tal como presentó en su disco Conexión para iniciar el repertorio con “La fuerza del destino”.

Con un conjunto plateado con negro siguió entonando éxitos de Mecano como “Hoy no me puedo levantar” junto a cinco músicos y tres pantallas al fondo, que también sirvieron de apoyo en canciones como “A contratiempo” y “Disculpa”, una de las más nuevas de su repertorio.

 

“Ni que decir tiene, pero lo voy a decir. Estoy muy emocionada de volver a pisar este escenario por segunda vez en poco tiempo. Gracias por esta conexión con el pueblo y la gente que quiero tanto, mi México lindo. Hemos venido a pasarlo bien, a disfrutar, a sentir, a emocionarnos en voz alta, a reír, a bailar y a volverse loco si te apetece; siéntanse como en casa y compartan la felicidad que sentimos arriba del escenario”, saludó.

Llegó la primera sorpresa de la noche con los hermanos de Río Roma como sus primeros invitados, pues salieron al medio de “Cruz de navajas”, aunque en un inicio el audio de sus micrófonos estaba apagado.

Así como ella hizo un favor a Los Ángeles Azules aceptando su invitación una noche anterior, ellos le devolvieron el gesto junto a Mc Davo para poner el momento de baile en la velada con su tema “Ay amor”, para después llevar a la cumbia un clásico de Torroja como “Me cuesta tanto olvidarte”.

En su segundo vestuario, un vestido rojo, ahora sí tocó turno a María León, que salió entre chiflidos como piropos para dar sensuales imágenes en “Mujer contra mujer”.

De pronto, Ana bajó a preguntarles a los asistentes del primer piso qué canciones les gustaría escuchar y comenzó con las complacencias en un formato semi acústico en donde incluyó Quédate en Madrid”, “No hay marcha en Nueva York”, “Dalí” y “Las curvas de esa chica”.

Pero al terminar el concierto nadie se fue de sus asientos y al contrario, pedían más. Por eso, regresó con su tercer vestuario para cerrar con “Hijo de la luna”, “Corazones” y “Barco a Venus”. Aún ofreciendo un poco más cerró a las 23:08 horas con más peticiones a capela, además de la versión más romántica de “Me cuesta tanto olvidarte”.(Informador)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.