Lunes, Agosto 21, 2017
Covadonganoticias.com

¿REACCIONAR O ACCIONAR?

Esa delgada línea entre la acción de Gobierno y la reacción del gobernante  siempre llevará al gobernado a una encrucijada poco beneficiosa en la gobernabilidad.

El Gobierno por su naturaleza se estructura para buscar el estado de bienestar  a través de los impuestos, derechos, haberes, aprovechamientos, entre otros.

El gobernante llega al poder para ejecutar esta búsqueda usando esos recursos y aplicándolos para el pueblo, para alcanzar ese fin último.

El Gobernado espera que el Gobernante responda con efectividad a sus demandas y necesidades entendiendo que existen recursos para ello. Aportados a través de los muchos derechos y haberes catalogados en los tres órdenes de gobierno.

De ser equilibrada esta ecuación se podría alcanzar la Gobernabilidad y después “dejad hacer, dejad pasar” o “laissez faire, laissez passer” (expresión francesa que significa, refiriéndose a una completa libertad en la economía: libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral, y mínima intervención de los gobiernos. Fue usada por primera vez por Jean-Claude Marie Vicent de Gournay, fisiócrata del siglo XVIII, contra el intervencionismo del gobierno en la economía) y es uno de los mejores escenarios que me imaginé.

De lo contrario, y de acuerdo a la corta historia de nuestro amado Estado Libre y Soberado de Quintana Roo, seguiremos viendo gobernantes reaccionarios, poco prudentes, desmesurados en sus programas, excesivamente dilapidados, y, aun aparentando ser jugadores de póker,  extremadamente vengativos, poco transparentes.

Accionar con eficiencia y eficacia o reaccionar con todo el peso del “Sistema”, nos indica que el primero le da al pueblo lo mejor para todos y el segundo le da a todos los del sistema el poder por encima del pueblo.

La clave para evitar vivir de nuevo esa historia oscura es que la ciudadanía participe y que se sienta su participación, que no sea de membrete ni de troles revestidos de redes sociales… chin! Está muy complicada la propuesta, pues el grueso de la gente trabaja en el turismo y no tienen tiempo ni para sus hijos.

Si los Gobernantes están centrados en resolver los problemas heredados para que la ciudadanía vea que dan resultados, entonces estos periodos se están convirtiendo en “nudos gordianos” tan complejos que no alcanzarán tres administraciones consecutivas para avanzar  de frente.

En estos momentos, podemos identificar claramente al menos 4 líneas de acción en el Gobierno, completamente separados y que parecen ser los Ejes principales de esta nueva administración del cambio.

1.- La responsabilidad de los gobernantes anteriores que debe ser castigada y que el pueblo quiere ver sin demora.

2.- La inseguridad que existe por ejecuciones, robos, delitos y más delitos, unos por grupos organizados criminales y otros por la desintegración familiar.  Y el pueblo quiere solución sin demora.

3.- Sobre representación en eventos, cortes de listones, viajes por aquí, por allá. Que aunque ya no son con VIP SAESA, el pueblo no quiere ver sonrisas, quiere soluciones.

4.- Seguimiento de los programas y acciones que quedaron por cumplirse en el presente año fiscal y que se están cumpliendo de botepronto con bombos y platillos. El tiempo pasa y no pasa nada. El pueblo se fija.

Hay un poco más de participación ciudadana, no hay duda, pero no es gracias al Gobierno, es porque el hartazgo se encuentra en un rango de escepticismo histórico poco beneficioso para el oficio político, para los aspirantes, para la estructura de Gobierno y sobre todo para los Gobernantes. Porque el pueblo nunca pierde.(Benjamín Arias Acosta)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.