Domingo, Junio 25, 2017
Covadonganoticias.com

MUERTE SÚBITA AL “CATRIN”

Parece que las aguas se han calmado en las filas del SUCHAA, encabezado por el depredador, Rafael Cetina Galván, con toda la presión que realizó con sus pocos incondicionales, no le dio ningún resultado, para continuar manipulando el gremio taxista.

Se le apagó el fuego, y en consecuencia tuvo que doblar la cola y aclarar los desvíos que provocó en las finanzas de la organización, tendrá que enfrentar ante los socios, el abuso que le dio el poder, y podrían ser fatales, del farsante lidercillo.

Lo cierto de todo, hay un faltante de más de un millón de pesos, que están volando en las arcas, como la creación de una asociación civil, dentro de la organización que realizó a espaldas de los concesionarios, y se las tienen que cobrar.

De esta manera, el “CATRIN” está sentenciado, por los abusos cometidos en contra de sus compañeros, además de que tiene secuestrado cuatro patrullas de vigilancia ubicadas en la unidad habitacional ANDARA, en la propiedad de Julio César Castilla, un lame botas del antes señalado.

Lo más incuestionable de quienes han ocupado la secretaria general, han sido aves de rapiña, como Rubén Pelayo Kuk, que durante doce años mangoneó el SUCHAA a su libre albedrio sin que rindiera cuentas claras, y hasta que los ruleteros cansados de la arbitrariedad, le cortaron la cabeza, bajo un enfrentamiento que duró varios meses, se cumplió el objetivo.

El cabecilla, de este duelo la encabezó Eliezer Arguelles y pandilla, cortado de la misma tijera, saqueó igual el patrimonio de los socios y martillos, le dieron de palos y lo corrieron.

Fue entonces, que apareció Rafael Cetina Galván, que aparentemente mostraba otra cara de hacer una buena labor en pro de los sindicalizados, fue la misma torta, velar por sus propios intereses, rompió el vaso que lo echaran a patadas.

Aunque quiso insistir, poco le duró el espectáculo, su ambición fue sellada, y cortado de tajo. Él sabe los motivos y las causas por la que fue despedido.

Así que su muerte fue súbita, está advertido.(Carlos Colonia López, director de Ecos del Caribe)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.