Domingo, abril 30, 2017
Covadonganoticias.com

DIPLOMÁTICOS MEXICANOS GANA IGUAL QUE LOS REYES DE ESPAÑA

UN excelente trabajo de LAURA SÁNCHEZ, corresponsal del periódico El Universal, en el viejo continente, evidenció la absurda e incongruente manera como la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuya titular es CLAUIA RUIZ MASSIEU SALINAS, destina presupuestos y salarios para las 80 embajadas, 67 consulados y dos secciones consulares que México tiene en todo el mundo.

Para nadie es un secreto que cada vez que algún político mexicano está en problemas, el sistema entra al rescate para atemperar los ánimos y lo mantiene a buen reguardo mientras las aguas se aquietan.

Es enviado como diplomático a cualquier lugar del planeta, entre más lejos mejor, con un jugoso salario.

Hay algunos que llegan hasta sedes que estaban cerradas por inoperantes, como el consulado de Milán, Italia, que fue reabierto para albergar a MARISELA MORALES IBÁÑEZ, ex procuradora general la República, con un sueldo nada despreciable de 9 mil 800 euros mensuales, es decir casi 270 mil pesillos mexicanos.

Pero vayamos a los señores embajadores, que tampoco cantan malas rancheras.

Estos personajes, ganan lo mismo que los monarcas de España o Inglaterra, pues perciben entre 8 y 15 mil dólares, equivalentes a 150 y 275 mil pesos.

Como mínimo, un embajador gana 100 mil pesos al mes, mientras que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), de nuestro país, otorga a un estudiante de posgrado, becado en el extranjero, 14 mil dólares al año.

En claro y liso castellano, un diplomático gana 7.1 veces más que un destacado científico mexicano.

Se dice que se les envía para que representen con dignidad a México y defiendan a los mexicanos que residan en el lugar, aunque resulta claro que las embajadas y consulados, son refugios para políticos caídos en desgracia.

La Ley del Servicio Exterior Mexicano, destina los presupuestos de acuerdo al costo y dificultad de vida en cada sitio.

Entre las incongruencias de las embajadas, las hay con 11 millones de connacionales y otras con menos de 20 mexicanos.

La embajada más cara, es la de Estados Unidos, con un gasto de 5 millones 982 mil 729 dólares para atender a 11 millones 714 mil 500 mexicanos.

En Gran Bretaña, sólo hay 12 mil connacionales, sin embargo recibe como presupuesto 2 millones 747 mil dólares y Francia, con 2 mil 814 mexicanos, recibe 2 millones 269 mil, es decir, sólo 479 mil dólares menos.

Pero hay otras, como la de Santa Lucía, una pequeña isla en el Caribe, con solamente 14 mexicanos, cuyo embajador, LUIS MANUEL LÓPEZ MORENO, recibe como salario mensual 9 mil 101 dólares y un presupuesto de 24 mil dólares para atender a cada uno de los connacionales.

Otra más, es la de Ghana, con 18 mexicanos. La embajadora, MARÍA DE LOS ÁNGELES ARRIOLA, gana 11 mil 358 dólares por atender a 18 mexicanos.

En Irán, con 25 personas, el embajador ULISES CANCHOLA GUTIÉRREZ, 9 mil 655 dólares mensuales y 29 mil 139 dólares para atender a cada uno de los mexicanos.

Uno de los sueldos más elevados, es el del embajador de Japón, CARLOS ALMADA LÓPEZ, ex subsecretario de Comunicaciones y Transportes, vinculado al PEMEXGATE, al desviar dinero para la campaña de FRANCISCO LABASTIDA OCHOA.

Gana solamente 15 mil 828 dólares.

El inmueble para la embajada de México en Inglaterra, paga como renta, 100 mil dólares y la de Canadá más de un millón de pesos mensuales.

¿Qué no sería más redituable la compra de un inmueble?

Con esos privilegios, es lógico que ningún político, de la corriente que sea, tema meter la pata, ya que el manto protector de la casta política es inconmensurable.***NADIE PUEDE ADOPTAR LA POLÍTICA COMO PROFESIÓN Y SEGUIR SIENDO HONRADO.***AU REVOIR.(José Sánchez López-Al momento)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.