Domingo, Agosto 20, 2017
Covadonganoticias.com

PENSAR EN GRANDE

editor Noviembre 30, 2016 No hay comentarios en PENSAR EN GRANDE

A continuación trataré de plantear concretamente algunas ideas para su análisis y estudio. En este documento mi atención es para el sur y centro del estado, tratando de privilegiar sus virtudes naturales, vocación, geografía y entorno social con el propósito de encauzar su desarrollo hacia mejores destinos y de ser considerado en el programa estatal.

Es indispensable construir un puente entre el macizo continental y la península de Xcalak, para que esa franja caribeña pueda despegar y que asegure a los inversionistas, turistas y pobladores, desplazarse hacia la capital en forma expedita en caso de un huracán, además de permitir el acceso a los pasajeros de cruceros hacia la capital y que sea la capital la que avitualle esa zona en su crecimiento, de otra manera Mahahual no crecerá.

Los recintos fiscales en las zonas fronterizas fortalecen su economía. Estos espacios permiten la importación de partes o productos terminados sin pago de impuestos, llegan libres y pueden exportarse de la misma manera. Si se pretende ingresarlos al país, tendrían que pagar los impuestos correspondientes. Lo importante es que crean empleos por la instalación de maquiladoras.

Si Xcalak permite por su calado el arribo de barcos cargueros podría instalarse ahí mismo. En caso negativo podría ser en la rivera del rio Hondo, que sin el calado necesario la mercancía llegaría por Belice, puerto Morelos o vía aérea.

Muy importante en este sentido además del turístico, es terminar con el litigio de los ejidatarios con SCT por el pago de las tierras de su ejido, donde fue construido el aeropuerto internacional de Chetumal.

La comunicación aérea peninsular es elemental. La Capital debe moverse hacia Mérida y Cancún por necesidad política y humana, las compañías terrestres de pasajeros carecen de líneas directas a los destinos mencionados y en vehículo propio hacemos cinco horas, en caso de gravedad a veces el enfermo no llega.

Existe un proyecto de acceder hasta la carretera Panamericana que une a Panamá hasta México. Atravesando Guatemala podemos llegar y crear un flujo turístico y comercial hacia el sur de Quintana Roo. Este proyecto se le presentó al presidente Carlos Salinas, a quien le pareció viable, pero luego se encarpetó.

La intención de establecer las zonas libres en las fronteras, tan alejadas y abandonadas por la federación, fue fortalecerlas para provocar su aumento poblacional y comercial con sus vecinos.

En el caso de la frontera norte, el potencial económico diferente al nuestro provocó la inversión en maquiladoras creando empleos y prosperidad. Nosotros no tuvimos esa opción, porque nuestros vecinos tienen una economía débil. Por lo tanto, en el sur la zona libre fue un periodo de gracia que al terminar los comerciantes importadores solidos se retiraron y volvimos a empezar de cero.

Creo que como frontera debemos voltear los ojos al sur. No podemos competir con el norte, debemos voltear nuestros intereses futuros hacia Centroamérica que todo lo necesita, creando un programa de comunicación e infraestructura, así como comisiones gubernamentales y empresariales para establecer apertura y convenios comerciales y turísticos.

En el caso de Felipe Carrillo Puerto, por estar en el centro geográfico, puede convertirse en una central de distribución vehicular si lo comunicamos con la ciudad de Campeche, cruzando la zona oriental del estado tan abandonada y por donde nos están invadiendo estados vecinos y acortar la carretera a Escárcega para acercar a los visitantes a la costa,

Seguimos con nuestras carreteras ancestrales que nos comunican solo al norte. Cuando necesitamos venas internas integradoras a todos nuestros confines propios, tenemos muchos pueblos alejados y abandonados en la salud y en la educación además de los servicios elementales que requieren.

La zona maya requiere de un fideicomiso que lleve el propósito de conservar sus tradiciones, idioma, costumbres, sus trajes y artesanías, organizando grupos de participación cultural y artística, como vaquerías, la flor más bella, concursos de jarana, embajadoras de todos los poblados, promover la labor artesanal y su comercialización. La idea es hacerlos sentirse orgullosos de su raza y sus orígenes, si no se procura a tiempo iremos perdiendo identidad lamentablemente.

Existe un estudio en donde se pretendía establecer paradores mayas que nacieran desde Tulum hacia Carrillo Puerto, para acercar al visitante que solo llega a la costa. Serian chozas atendidas por nuestros naturales de la región, ofreciendo en venta, comida que se estuviera preparando; observar cómo se elaboran las artesanías; tal vez exhibir algunos animalitos y la posibilidad de escuchar la música del Mayapax o jaranas. Tendrían todos los servicios que se requieren en local anexo, como internet, teléfono, baños y minisúper, es responsabilidad del fideicomiso.

Algo similar a lo que hacen los pieles rojas. Temprano instalan sus campamentos, realizan sus danzas y ceremonias para los visitantes y en la noche recogen sus enseres y se retiran.

El campo requiere modernizarlo con tecnología actual. No es posible producir al temporal. La siembra y cosecha debe ser permanente y con la calidad que requiere el mercado, de lo contrario el campesino joven emigra, el campo sobrevive.

Los caminos de acceso a los poblados y los saca cosechas están destruidos, olvidados, creando daño. Hay que corregir estos problemas. En Yucatán acceder a una población es cómodo.

En la capital no se consideran áreas verdes, pulmones saludables. La ciudad crece en forma horizontal y arrasa el bosque sin piedad por las compañías constructoras.

El río Hondo desemboca en nuestra capital. La fuerza de su caudal se infiltra en la parte baja provocando constantes desfondes, habría que construir diques en las orillas de la ciudad sobre todo las más cercanas a la desembocadura y empezar a instalar cemento asfáltico y avanzar poco a poco, porque el bacheo constante cuesta más.

Bacalar tiene un futuro muy prometedor. Requiere de mayor promoción y cambiar la cultura de los trabajadores para aprender a tratar al turismo. Las inversiones hoteleras no tardan.

Morelos debe volver a trabajar tierras tan prodigas que han sido abandonadas, aún existen cacicazgos que lo limitan.

Creo que no existe ciudad como la nuestra, que tenga en su entorno tantas zonas arqueológicas y no ha habido insistencia para que sea autorizado su arreglo y acceso. Si consideramos lo que han significado Chichén Itzá para Yucatán y las de Tulum para la costa, tenemos diamantes escondidos que tanta falta nos hacen.

Pretendo ser escuchado y espero que esta aportación tal vez pueda servir para el plan rector de desarrollo del sur. La costa del Caribe mexicano seguirá prosperando con la naturales consecuencias de desigualdad.

(NOVIEMBRE 2016. EUSEBIO AZUETA VILLANUEVA)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.