Sábado, Agosto 19, 2017
Covadonganoticias.com

PATRIMONIO DESAPARECIDO

¿Ha oído usted hablar del CAFECUDE de Quintana Roo?

Esas siglas fueron las del Comité Administrador del Fondo para la Educación la Cultura y el Deporte, al que ex gobernador quintanarroense Miguel Borge Martín, que encabezó al ejecutivo local de 1987 a  1993, le entregó 500 juegos de placas de taxis, para que a su vez las entregara en renta a los sindicatos de automóviles de alquiler en la entidad.

Como todo lo que maneja  el gobierno, todo lo concerniente a esas placas fue y es un misterio escabroso.

Bien a bien la ciudadanía desconoce a qué organizaciones de taxis les fueron entregados esos juegos de placas de taxi. Ni con lupa se puede saber con qué manos terminaron.

Tampoco se sabe cuánto dinero obtuvo el CAFECUDE y que destino tuvieron esos recursos.

Lo que sí sabemos es que cuando entró Mario Villanueva Madrid como gobernador de Quintana Roo nombró como titular del camaleónico CAFECUDE a Francisco Ortega Lizárraga, un priista en que antaño andaba en un destartalado auto que, en lugar de cristales, portaba viejos plásticos.

El 4 de abril de 2010,  un portal (http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2010/04/04/lavado-de-dinero-al-amparo-del-secreto-bancario/) alumbró sobre las huellas de las placas de taxis propiedad del CAFECUDE:

“Jesús Francisco Ortega Lizárraga, entre abril de 1993 y abril de 1999, fue presidente del Comité Administrador del Fondo para la Educación Cultura y Deporte…, a la postre Consejo Quintanarroense de la Juventud.

Administraba el fondo de la renta de las placas del servicio público de transporte en la modalidad de taxi, patrimonio del Cafecude. Cuenta en la que, tan sólo en septiembre de 1993, le entregaron más de 400 placas, las cuales fueron comercializadas. Parte de los ingresos fueron a dar a la cuenta de apoyo a los candidatos del PRI”

¡Qué le parece a usted!

¿Ahora entendemos por qué los jóvenes se ven obligados a pedir limosna en los cruceros importantes de Chetumal, cuando desean asistir a eventos deportivos, culturales, y demás?

Una pista más:

El lunes 20 de enero de 2015 otro sitio en internet (http://noticaribe.com.mx/2014/01/20/con-prestamos-personales-de-hasta-100-mil-a-familiares-y-amigos-documentan-desfalcos-de-lider-de-taxistas-en-chetumal/), en una nota sobre las raterías perpetradas por Eliécer Argüelles Borges, a la sazón dirigente del SUCHAA, que en su primer párrafo señaló que “Demuestran con documentos taxistas de la capital del estado, la forma en que el secretario general del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler…defraudó a la gasolinería Kohunlich otorgando al menos 50 préstamos personales de entre 30 mil y cien mil pesos a familiares y amigos, entre ellos un excuñado del exgobernador Joaquín Hendricks Díaz” se acusa a Eliécer Argüelles Borges de embolsarse las rentas “de las más de 40 placas de la Cafecude”.

Hasta aquí se mencionan solamente cuatro decenas de juegos de placas de taxis propiedad del Comité Administrador del Fondo para la Educación la Cultura y el Deporte (o el organismo equivalente que lo sustituye). Es decir que ¡desaparecieron 460 placas! de las que dejó Miguel Borge Martín.

El tres de marzo de este año, el periódico POR ESTO publicó una nota que, entre otras cosas, decía:

“Eliézer nos ofreció rescatar las placas (de CAFECUDE) y entregarlas a los Socios Ayudantes, muchos de ellos están a la espera de una concesión desde 1994…”

O sea que este “dirigente” podía disponer de lo que quedaba del patrimonio del CAFECUDE, sin que el gobierno del estado ni el organismo respectivo se lo impidiesen.

El asunto es que de las 500 placas de taxis con que nació el CAFECUDE, al SUCHAA sólo le queda una docena de ellas, según se desprende de lo que insertó en sus páginas el diario QUEQUI el martes 28 de junio de 2016.

Si se pretende saber a ciencia cierta qué fue de éstas famosas 500 placas de taxis, sin duda el que tiene información valiosa es Francisco Ortega Lizárraga – Secretario Técnico del Consejo Político Estatal del PRI- y/o los directores que han tenido los organismos que sucedieron al CAFECUDE. (Mario Hernández. Columna fe de ratas; 28 de Nov, 2016)

 

 

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.