Lunes, mayo 29, 2017
Covadonganoticias.com

Superó a Frida Kahlo

María Izquierdo resulta más mexicana que Frida Kahlo, porque no es folklórica sino esencial.
–Elena Poniatowska

Se dice que no deberíamos confiar en los historiadores. Ellos tienen el poder de moldear la memoria colectiva y logran transformar el imaginario: cosas que no sucedieron son más relevantes que historias olvidadas por distintos motivos (principalmente políticos). Afortunadamente, aunque desde niños tomamos la historia como una realidad, con el tiempo descubrimos las discrepancias. Pero no sólo hechos quedan en el olvido, sino también personas. Lo vimos con el resurgimiento del interés por Nikola Tesla y cómo debido a los colegas de su tiempo — que se burlaban de él— su trabajo no tuvo el mismo alcance.
maria-izquierdo-6
En la historia del arte mexicano hay un nombre que pocos conocen, pero que llegó a ser más importante que algunos de los pintores que son reconocidos actualmente: María Izquierdo, una artista que no sólo fue “bloqueada” por algunos de los grandes pintores de su época, sino que también murió en la pobreza, casi olvidada por la historia.

En 1943 contrajo matrimonio con Raúl Uribe, un pintor sudamericano quien vendió su obra principalmente a diplomáticos alrededor del mundo. Después de sufrir un ataque de hemiplejía en 1945, Izquierdo quedó paralítica del lado derecho de su cuerpo, y aunque Uribe le robó el dinero que ganó con sus pinturas para después abandonarla, no dejó de pintar sino hasta el fin de sus días en 1955 en la pobreza. No sólo con él tuvo un destino trágico, María parecía destinada a no poder amar.

Fue una de las más grandes pintoras mexicanas del siglo XX. Nacida en San Juan de los Lagos, Jalisco, ingresó a la Academia de San Carlos en 1928 y fue alumna de Germán Gedovius y Manuel Toussaint, pero desde el inicio se mostró ajena a las tradiciones, ya que abandonó la institución al primer año porque quería representar escenas más auténticas.
maria-izquierdo-9
Tuvo como influencia a Rufino Tamayo, con quien vivió algunos años, y así como él, mostró absoluto interés en el arte europeo de vanguardia para combinarlo con elementos de la cultura mexicana. Compartían su amor al arte, tenían propuestas frescas que cambiarían el rumbo del arte chauvinista mexicano y se complementaban en una forma casi representativa, pero todo cambió cuando apareció en el panorama Olga Flores, una pianista que se enamoró de Tamayo y que logró que este se olvidara de ella. Pero no sólo eso, sus celos hicieron que prácticamente Tamayo no volviera a mencionarla, ni siquiera a sus amigos.

Consiguió un estilo único que le ganó su primera exposición en la Galería de Arte Moderno en la Ciudad de México en 1929, y un año después en el Art Center de Nueva York. Fue la primera mexicana en exhibir en Estados Unidos. Pero no sólo eso, también presentó su obra en Japón, Francia, India y Chile.

Por Alonso Martínez Articulo completo en http://culturacolectiva.com/la-pintora-que-supero-a-frida-kahlo/

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.