Viernes, Agosto 18, 2017
Covadonganoticias.com

GERMÁN PARRA LÓPEZ, MILLONARIO A COSTA DEL SAQUEO

La ambición de ciertos funcionarios públicos es abierta; no tiene llenadera, como Germán Parra López, que en menos de una década es el hombre fuerte de la zona sur, con propiedades que suman fácil unos 100 millones de pesos.

Desde que fue presidente municipal  de José María Morelos mostró su hambre de bienes; empezó a amasar su fortuna.

En Playa del Carmen mandó construir una línea de departamentos, que hasta la fecha posee.

En su pueblo natal tiene un rancho de más de mil cabezas de ganado, con un edificio de alta plusvalía, corrales de calidad, que da gritos de la bonanza que transpira un hombre de poder.

Presume que tiene cultivadas l60 hectáreas de limón persa, en plena producción. Y además es profesor jubilado de la Secretaria de Educación y Cultura.

Fue diputado local, dos veces Subsecretario de agricultura de la SEDARI, y titular de la misma dependencia por unos meses, hasta el cambio de gobierno que ganó la coalición UNE, Pan / PRD. Allí se truncó su larga carrera en las filas del PRI.

En ese partido Germán Parra fue bien servido.

En el rumbo del ejido de XULHA, municipio de Othón P. Blanco, se compró otro rancho, denominado Las Pulgas, de más de 800 hectáreas; se lo adquirió a Artemio Santos, que fue secretario de turismo en la época del gobierno de Félix González Canto, otro angelito rapaz que le dejó a Quintana Roo una deuda de más de 25 mil millones.

Lo grave es que no midió las consecuencias de sus acciones, pues desapareció recursos del erario público, y se fue tranquilo, hinchado de plata. No hay justicia que se le aplique.

Parra López, adora el dinero.

En MAJAHUAL tiene hotel y un restaurante, que también le deja pingues ganancias.

2

Mas eso no es todo. En Chetumal compró dos predios en el boulevard bahía, donde tiene una arrendadora de vehículos, unos 20, de diversos modelos y marcas. Es una empresa para servir al turismo nacional y extranjero.

En Bacalar invirtió otra lanita, para adquirir un predio a la orilla de la laguna, que colinda con la carretera principal, con un valor aproximado de más de 2 millones de pesos. Allí construyó una faustuosa mansión, que fácil tiene un costo de más de 3 millones de pesos.

En esa casita hay un detalle. A quien le vendió el terreno no le ha pagado una gran parte de lo convenido. Sin embargo el vival Parra López intenta pagar en abonitos, al estilo  COPPEL o ELEKTRA.

Listo el individuo. Nada en billetes y se quiere pasar de listo.

En la SEDARU se comenta que hay irregularidades que cometió. Dos de sus cómplices lo podrían citar a que asuma las consecuencias, pues  varios milloncitos que no aparecen.(Texto, Carlos Colonia López; fotos, Mario Hernández)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.