Sábado, Agosto 19, 2017
Covadonganoticias.com

Eduardo Ovando con López Obrador

Alerta Roja

Javier Chávez

Este domingo por la tarde comenzó a circular una foto de alto impacto político: el senador ex priista Eduardo Ovando Martínez junto a Andrés Manuel López Obrador, seguro candidato presidencial de Morena. La foto despeja muchas dudas y confirma la trayectoria inmediata del chetumaleño que intentó ser candidato a la gubernatura en 2004, cuando la silla era ocupada por otro chetumaleño: Joaquín Hendricks Díaz.

Eduardo Ovando llega al partido más vigoroso en estos tiempos, con una musculatura alimentada por López Obrador. Desprendido del PRI, como varias figuras de Morena –en primer término José Luis Pech Várguez–, el magnético tabasqueño ha sido muy cuidadoso al abrir las puertas de su madriguera a quienes le piden posada, sobre todo cuando abandonan el PRI.

Por ello es noticia la fotografía que se tomaron Eduardo Ovando y Andrés Manuel, al concluir su encuentro en las oficinas de Morena en la Ciudad de México. Me juran que en la prolongada conversación no hablaron de candidaturas, sino de reforzar el proyecto impulsado por el moreno de fuego que desata las mismas pasiones que el América: lo amas o le temes.

Eduardo Ovando se pondrá el overol para participar en la faena al lado de uno de los hombres que se la jugó con él cuando intentó ser candidato a la gubernatura en 2004: José Luis Pech Várguez, quien fue Secretario de Gobierno y de Hacienda en la administración de Joaquín Hendricks.

Claro que el deporte de las especulaciones es inevitable en este escenario, y de Eduardo Ovando se ha dicho que sería un atractivo candidato a la presidencia municipal de Cancún, o incluso del municipio capitalino de Othón P. Blanco. La opción senatorial la tiene descartada, y esta presa es cortejada por José Luis Pech.

El impactante fichaje de Eduardo Ovando en la escuadra del señor Peje debe poner en guardia a los somnolientos PAN y PRD, partidos que dependen de una coalición en las alturas para ser competitivos, ya que sus figuras son del montón y no podrán resistir los efectos del huracán Peje con refuerzos como el chetumaleño Eduardo Ovando, quien guste o disguste es uno de los políticos más experimentados de Quintana Roo, ajeno al mal de la corrupción que contagió a la mayor parte de sus ex correligionarios del PRI.

FUENTE www.periodistasquintanaroo.com

 

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.