Lunes, septiembre 25, 2017
Covadonganoticias.com

¡DESATADO EL FUEGO AMIGO!

Fiel a la costumbre política, no toda mezcla resulta homogénea ni es sinónimo de ofrecer resultados para la población. Un modelo de esta composición está presente ahora en la cúpula del poder gubernamental, los hay de diversa procedencia partidaria y con intereses muy marcados; no los distingue el carácter ideológico de su fracción partidaria, ni los efectos por su noble desempeño político; por el contrario, el protagonismo de estos personajes resulta de índole pueril, con los respectivos golpes debajo de la mesa, hasta grilla de comadres, cuando sus compromisos debieran ser atendidas con mucha atención y responsablemente.

Hace dos días circula por las redes sociales un obscuro video, comprometedor contra quién cometió la felonía, no sólo devela una ingratitud sino una infamia cometida por el cuestionado personaje. Sobre todo, cuando se comete contra una dama. Suceso acontecido ya hace varios años, pero no por eso ha perdido su utilidad política, ahora resurge con oportunidad y mayor vitalidad. ¿Quiénes pudieron obtener ese reservado audio? Independientemente de los motivos de su resurgimiento, sí llama la atención por las capacidades de quien lo desentierra, desde luego no se trata de cualquier individuo, debe de ser otro personaje de poder de esa mezcolanza. En la jerga militar se denomina fuego amigo o fuego aliado a los disparos provenientes del propio bando.

¿Cuáles podrían ser las posibles amenazas de autenticidad o diversidad política entre estos personajes públicos, como para poner en jaque el desempeño del otro? ¿Cuáles los intereses de estos personajes para urdir el infantil riesgo? Con estas actitudes también nos afirman el fútil compromiso para con los ciudadanos, el distanciamiento como la pérdida de credibilidad en un supuesto “equipo de trabajo”, e independientemente la ridícula lealtad para con quien preside la responsabilidad en el “gobierno del cambio”.

Valdría preguntarnos: ¿Es común entre políticos estas conductas? Desde luego, sucede a menudo y con una perniciosa intensidad y dirección. Muchas de las veces sin alguna justificación válida o trascendental, sino como consecuencia de la escasa tarea y del mucho tiempo de ocio como para distraerse realizando perversidades contra el propio equipo. Aunque bien podría argumentarse por la posible envidia ante los resultados de unos y otros. Lo que sí queda claro, y es ineludible describirlo, simplemente refiere la maldad humana o a la avaricia, a los supuestos efectos indeseables del creciente ascenso de la preferencia de uno u otro personaje.

Son grandes y graves los problemas para esta administración, como para andar desgastándose en los inicios de la administración –a menos de los habituales 100 días- en rivalidades infantiles. Aunque la lucha por el poder incluye estas exaltaciones y requiebros, para posicionarse, no en la percepción de los ciudadanos o de la población, ¡no!, para nada, sino en el equilibrio de sus propios intereses, bueno ni de partido. Quieren surgir por la vía de las atrocidades, de los sadismos, de la lucha sin cuartel, destrozando a los posibles adversarios sin importar si en esa lucha también arrastran al supuesto líder de la manada.

Bonito espectáculo nos ofrece este “equipo”, para quienes observamos el desempeño público de los miembros del “gabinete del cambio”. La inconfidencia no es saludable, pero es noticia y ha resultado un manjar para los colegas de los diferentes estilos del periodismo. Cómo sustraerse a tan envidiable banquete de las fieras (Wild World), en ese mundo salvaje, es difícil sobrevivir sólo con una sonrisa. Observándolos con humor, risa es la que nos debe propiciar este salvajismo entre los promotores del supuesto cambio. ¡Como que les quedo grande la chalana!

Mientras, valdría cuestionarnos: ¿quién se fija en los incumplidos ofrecimientos –hasta ahora- para la población, específicamente para los votantes, a quienes anduvieron seduciendo con esa oferta política. Para muchos suele ser coincidencia, sin dejar el optimismo, muchos pensamos que todo inicio mal no presagia buena salud para esta administración. Desde luego seríamos felices si nos callan la boca rotundamente –quisiéramos-, ver esa oportunidad. Pero si vemos, somos testigos de las grandes dificultades de forma y fondo para cumplir sus promesas de campaña. ¿Quién debiera poner orden a ese desatado fuego amigo?

PD.- Ruth Baldwind Gowan fue mandada como reportera al norte de África allá por 1943, sus soldados sabían de sobra que al general Patton no le gustaba para nada que las mujeres metieran las narices en cosas que él entendía eran de hombres.

Se la presentaron. Patton la miró y tras un silencio dramático le dijo “Señorita ¿Cuál es la primera ley de la Guerra?

Ella respondió sin dudar “MÁTALOS ANTES DE QUE TE MATEN A TI”. Patton se volvió al resto de espectadores y les dijo secamente “Ella se queda”

PD.- “Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos” Napoleón Bonaparte (1769-1821) militar y gobernante francés.(VICTORIANO ROBLES CRUZ)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.