Sábado, Junio 24, 2017
Covadonganoticias.com

VIH/SIDA: UN RETO DE TODOS

Hacer el amor es algo para disfrutarse. No debe ser como la ruleta rusa, un juego en el que el resto de nuestras vidas puede cambiar en un solo instante.

Y lo digo porque desde 1983 a la fecha, se han diagnosticado en nuestro país un total de 184 mil 304 casos de VIH. De todos ellos, se encontraban vivos hasta junio de 2016, 132 mil 050 casos: 60 mil 990 con VIH y 71 mil 060 en etapa de Sida.

Y con cada año que pasa, los números crecen. Tan solo en 2015 se diagnosticaron 6 mil 436 casos en etapa de Sida y 5 mil 621 infectados con VIH, para un total de 12 mil 057 casos notificados, lo que representa casi el 10% de todas las personas que viven con el virus en el país.

Diez por ciento más en solo un año.

En la Península de Yucatán el panorama es aún más desalentador y de mayor riesgo para quienes aquí vivimos: los estados con mayor tasa de casos notificados en etapa de Sida son Campeche, 14.1%; Tlaxcala, 5%; Morelos, 4.6; Colima, 4.3, y; Yucatán, 3.9%. Los estados con la mayor tasa de casos notificados de VIH son Yucatán, 8.2%; Campeche, 7.4%; Quintana Roo, 4.8%; Tabasco, 4.6%, y; Colima, 4.1%.

“Es alarmante en la Península de Yucatán la tasa de nuevos casos de VIH, ya que los tres estados que la integran, ocupan los tres primeros lugares a nivel nacional, y en el cuarto lugar se ubica Tabasco. La posición más desventajosa la ocupa nuestro estado, si tenemos en cuenta que Quintana Roo es quien recibe mayor migración interna, y principalmente de personas provenientes de estos estados, que cuentan con el mayor índice de infecciones de VIH”

El párrafo anterior puede leerse en la Iniciativa de Ley para la Prevención del Virus de Inmunodeficiencia Humana y de Respuesta al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, presentada ante la Decimoquinta Legislatura por los diputados José Esquivel Vargas, Emiliano Ramos Hernández y su servidora, integrantes del Grupo Parlamentario del PRD.

Me parece importante comentarles un poco más de esta iniciativa, que desarrollamos en el seno de mi equipo de trabajo en estrecha colaboración con organizaciones de la sociedad civil que trabajan el tema y con las instancias públicas en la materia.

El objetivo es que podamos legislar un marco legal moderno y acorde a lineamientos internacionales que nuestro país ha firmado y que los gobiernos estatales también estamos obligados a armonizar en nuestras leyes. Quiero resaltar cinco características de la Ley propuesta:

I.- Garantiza la protección de los derechos humanos de las personas con VIH, así como el acceso a servicios de salud sin prejuicios, estereotipos ni estigmas;

II.- Establece la obligación de los servicios de salud de proveer acceso gratuito, eficiente, oportuno e ininterrumpido a los tratamientos y medicamentos asociados a la atención del VIH/SIDA, sin importar si se encuentran inscritos o no a instancia pública de salud alguna, ni su nacionalidad o procedencia;

III.- Refuerza las medias de prevención, concienciación y diagnóstico en los grupos poblacionales con mayor riesgo de exposición al VIH: personas dedicadas al trabajo sexual, personas que tienen más de una pareja sexual, personas usuarias de drogas inyectables, personas privadas de la libertad, víctimas de violencia sexual, personas en situación de calle, mujeres embarazadas y parejas serodiscordantes;

IV.- Garantiza políticas eficientes en materia de prevención y atención del VIH/SIDA con la instalación de Consejos Municipales para la Prevención y Respuesta del VIH/SIDA (Comusida), y del Consejo Estatal para la Prevención y Respuesta del VIH/SIDA (Coesida);

V.- Reforma el Código Civil del estado para eliminar la presentación de una prueba de VIH/SIDA como requisito para contraer matrimonio, lo que es discriminatorio y violatorio la misma Constitución.

Como representante popular electa por el Distrito X local, con sede en la ciudad de Playa del Carmen (Solidaridad), es mi deber atender, a través de mejores leyes, los problemas de mi comunidad pero también de todo mi estado. Y el VIH/SIDA es uno de ellos: el 18% de los casos notificados se encuentran en mi municipio, mientras que en Benito Juárez (Cancún) radica el 58% y el 19% en Othón P. Blanco, la capital del estado.

Hasta la administración anterior, la acción del gobierno en la materia había sido prácticamente inexistente, mediocre y débil frente a esta epidemia que ha matado a 35 millones de personas en todo el mundo.

La sociedad eligió, el pasado 5 de junio, escribir un nuevo rumbo en la historia de Quintana Roo. Y hoy, en los primeros tres meses del cambio en el gobierno, nos reclama la renovación de todos los espacios de la vida pública de la entidad.

El pasado primero de diciembre, Día Internacional de la Acción contra el Sida, fue el marco perfecto para la presentación de esta iniciativa de ley.

Debo reconocer y agradecer a diputadas y diputados de los grupos parlamentarios del PAN y del PRI, quienes inmediatamente la reconocieron como positiva y se comprometieron a estudiarla, enriquecerla y buscar su aprobación a la brevedad, como una muestra de su compromiso con la sociedad y prueba de la conciencia que guardan sobre el tema.

Muchas veces esperamos a que los grandes problemas de la sociedad nos afecten directamente para tomar conciencia de ellos y actuar en consecuencia. Así sucede con el VIH, una epidemia mundial que tarde o temprano puede llegar a nuestras vidas o a la de quienes queremos. Por eso es más valioso su apoyo.

Estoy consciente que el tema no es fácil. Por ejemplo, aún prevalecen en la mente de muchos los estigmas sobre esta epidemia; la discriminación en contra de las personas con VIH no ha sido erradicada; y, en algunos países, aún existen leyes retrógradas y punitivas que buscan evadir la responsabilidad del Estado en la atención de este problema de salud pública.

Sin embargo, el estudio, análisis y aprobación de esta ley será una muestra importante de la pluralidad de opiniones, el debate de las ideas y la construcción de acuerdos entre las fracciones parlamentarias, así como un termómetro de la apertura y tolerancia de la Nueva Mayoría en el Congreso local.

Sin duda, la aprobación de esta nueva Ley será una más de tantas buenas noticias que el gobierno del cambio habrá traído para nuestra sociedad, en sus primeros 100 días de acción. Y una bocanada de aire fresco y esperanza para las personas con VIH, sus familias y su entorno inmediato.

Los beneficios para Quintana Roo se verán en el mediano plazo, pero esa es nuestra responsabilidad como legisladores. Construir desde hoy, en Quintana Roo del futuro. ( LAURA BERISTAIN NAVARRETE,  DIPUTADA DE LA XV LEGISLATURA DE QUINTANA ROO, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA. PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE SALUD Y ASISTENCIA SOCIAL)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.