Domingo, Junio 25, 2017
Covadonganoticias.com

LA ENVIDIA Y EL RENCOR

Llevo en mi vida, en mi conducta algunas cosas que me mantienen contento, tranquilo, he huido de la envidia, es un mal terrible que impiden tu realización , aun cuando la vida te sonría.

Si te comparas con gente exitosa, aun cuando lo consideres injusto y con menos méritos que los propios, si no superas esos sentimientos te introduces en un circulo de autodestrucción que mucho afecta a los que te rodean y a tu salud y bienestar.

La envidia es un mal endémico de los humanos y el que lo padece sufre, entiende que quienes poseen bienes de lujo y nos es sencillo emular, evitalos y no te ofenda si tienes lo suficiente para llevar una vida digna.

A los envidiosos les daria un consejo, no se fijen en el que vive mejor si no en los que viven peor e intenten ayudarlos sin presumirlo y podrás curarte, compruebalo.

No signifique que no pretendas prosperar con esfuerzo sano y emprendedor para crear prosperidad personal, aun cuando te lleve la vida, el dinero facil normalmente es hijo del delito.

El rencor es como una llaga que nunca sana, supura y no cicatriza, hasta que te des cuenta que ese sentimiento te marchita y si te ofendieron tanto, tomate dos cápsulas diarias una del olvido y otra del perdón, al levantarte antes de los alimentos,solo así, tan fácil, enterraras tu dolor, eliminaras los malos recuerdos y descansara tu mente y tu corazón, no vale la pena cargar heridas que hacen daño eterno.

Entiendo que si sufriste un gran agravio no se trata de absolver, ni olvidar la agresión, sino liberarnos de la nocividad propia, lo que necesitamos es paz interna, el perdón nace de entender que nadie es perfecto, que la maldad existe y cuidate.

Por ultimo si no te da resultados, tomate una pastilla de valemadrina diaria a cualquier hora, son caras y a veces es dificil encontrarlas, si la consigues ya la hiciste. (EUSEBIO AZUETA VILLANUEVA)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.