Sábado, Julio 29, 2017
Covadonganoticias.com

LA CONSIGNA UNIVERSAL

La consigna universal es trabajar, son empleos, empleos y empleos, pero solo se conocen dos formas de generarlos, una de ellas es el empleo publico que casi siempre es suicida, la otra es la realmente válida, el puesto de trabajo creado por la iniciativa privada o el auto empleo, que es la expresión de cada persona siguiendo el mismo modelo.

Si los gobiernos quieren generar empleos y desean que los salarios crezcan paulatinamente en el esfuerzo, todo lo que tienen que hacer es furiosamente propiciar la creación de empresas.

Deben simplificar los tramites, reducir y eliminar impuestos, proteger a los empresarios de las mordidas, construir lá infraestructura necesaria y proteger celosamente los derechos de propiedad, ademas debe gastar poco, invertir lo imposible para evitar que aumenten las tasas de interés y la moneda conserve su valor.

Todos los países prósperos han alcanzado un envidiable
nivel de riqueza como consecuencia de tener un tejido empresarial fuerte, diversificado y extendido, fíjese no tienen muchas empresas porque son ricos,es al revés son ricos porque tienen muchas empresas.

Ya no existe el milagro coca cola, ahora son dos jóvenes emprendedores tercos y laboriosos que van creciendo poco a poco, evolucionando a partir de que adquieren experiencia y capital , unos triunfan y otros fracasan, pero es así como se busca la prosperidad.

En Argentina a mediados del siglo XIX, en su inmensidad estaba llena de gauchos analfabetas y se pensaba que la educación resolvería su atraso y miseria, mantener la injusticia y La Paz e intentar distribuir las riqueza, gobernar son muchas cosas, pero si se trata de combatir la pobreza y contribuir al desarrollo y la prosperidad, gobernar es en esencia fomentar empresas que al mismo tiempo generarán empleo e impuestos.

Todos necesitamos seguridad, buenas escuelas, hospitales eficientes, calles asfaltadas y vivienda digna y todas estas necesidades podrían satisfacerse pero todo depende de la previa existencia de empresas que generen beneficios, crezcan y generen impuestos.

Sin cumplir con este requisito, gobernar no es difícil, es inútil, espero que las autoridades reflexionen y no vean al empresario solo con ojos recaudatorios, fomenten la actividad y la cosecha les permitirá buenos dividendos.

JULIO DE 2017. EUSEBIO AZUETA VILLANUEVA

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.