Lunes, septiembre 25, 2017
Covadonganoticias.com

CARRERA DIPLOMÁTICA TERMINÓ POR UN CRIMEN PASIONAL

El asesinato del embajador griego Kyariakos Amiridis sucedió en Brasil, autoridades afirman que el día jueves 29 de diciembre se le encontró adentro de su auto en cenizas a unos cuantos metros de Río de Janeiro.

Tres personas han sido detenidas como posibles sospechosos del crimen, la propia esposa del embajador y un policía son los principales acusados.

Durante una rueda de prensa que ofreció el delegado Evaristo Magalhães, dirigente de la Unidad de Homicidios de la Baizada fluminense, señaló que los hechos revelan que esto fue causa de un ‘crimen pasional’, la esposa de Amiridis y el oficial acusado tenían una relación extramarital.

“Ella habría planeado junto al policía militar toda la organización del crimen”, afirmó Magalhães.

Las tres personas detenidas fueron dirigidas a prisión en lo que se realizan las investigaciones posteriores al hallazgo del griego, se espera que durante 30 días se encuentren tras las rejas y, de ser necesario, tendrán que cumplir una prórroga de un mes más en lo que descartan otra conexión en el crimen.

Sérgio Gomez Moreira, el oficial y autor material del crimen, y un pariente de este, fueron los encargados de deshacerse del cuerpo del embajador, que fue encontrado totalmente calcinado y debajo de un viaducto en la entrada de Nova, Iguacu, municipio que colinda con la ciudad de Río de Janeiro.

Las causas de muerte del hoy occiso aún no se esclarecen, y el tercer involucrado en los hechos también fue enviado a prisión preventiva.

Durante una declaración realizada por el primo de Sergio Gómez, este confesó que la mujer de origen brasileño, Francoise Amiridis, le ofreció 80 mil reales, que equivalen a 24 mil 400 dólares, si aceptada entrar al plan para desaparecer a su marido.

El oficial Magalhães dijo que la propia esposa del fallecido acudió en compañía de su abogado a reportar la desaparición de su esposo de 59 años, decía que solo habían viajado a Brasil para celebrar unas vacaciones de fin de año.

Pero la cuartada para Francois no estuvo bien hecha, ya que durante sus declaraciones se dieron cuenta que había muchas contradicciones y que cámaras de seguridad cerca de la zona desmentían lo que la mujer usaba como coartada y fue como las investigaciones la señalaron como la autora intelectual del asesinato.

El embajador Kyriakos Amiridis estuvo trabajando como cónsul de Grecia en Río de Janeiro en el periodo del 2001 al 2004 y asumió el cargo de embajador en Brasilia, a inicios del 2016. Su profesión era abogado egresado de la Universidad de Aristóteles de Tesalónica y se sabía que viajaba constantemente a Río de Janeiro, donde su familia habitaba. El diplomático inició su carrera en 1985 y antes de fungir como embajador fue titular en libia en los años 2012 al 2016. (DEBATE)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.