Lunes, septiembre 25, 2017
Covadonganoticias.com

ASÍ VIVÍA JAVIER DUARTE EN SU LUJOSO PALACIO

El lujo, la elegancia y el buen gusto describen el rancho El Faunito. Algunos de los pobladores explican que era el lugar predilecto de descanso del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, incluso mencionan que aquí estuvo días después de solicitar licencia.

La hacienda es impresionante para cualquier persona. Mide 60 mil metros cuadrados. En todos los alrededores hay árboles frutales (naranjas, mandarinas, mangos, toronjas, mameyes y hasta carambolas). Dos canchas de tenis y una de futbol. Jacuzzi, tirolesa, obras de arte de destacados autores entre pinturas y esculturas.

La casa principal, que tiene más de 15 habitaciones, también está equipada con una cava con aproximadamente 300 vinos nacionales e importados, así como una capilla con 14 bancas y un confesionario, además un río caudaloso rodea la propiedad.

Este inmueble, que el nuevo gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares (PAN), logró recuperar para la sociedad veracruzana, está valuado en más de 200 millones de pesos.

Actualmente se encuentra resguardado por elementos policiacos fuertemente armados y que están a cargo del secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez. Yunes Linares informó que esta propiedad será subastada al mejor postor y las ganancias serán invertidas en la rehabilitación de clínicas y hospitales, que durante la administración de Duarte no se concluyeron o están en las zonas más marginadas.

Está ubicada a la altura de la Barranca de San Miguel, en la carretera federal Fortín-Orizaba. La entrada está a un costado de la carretera, unas grandes puertas de madera restringen el acceso, la barda perimetral de la propiedad es de altos bambúes.

EL UNIVERSAL tuvo acceso a esta propiedad, que fue donada al gobierno de Veracruz por Juan José Janeiro, quien era uno de los prestanombres de Javier Duarte.

La propiedad está construida sobre las ruinas de lo que fue una hacienda hace muchos años. El canto de los pájaros en los árboles y el ruido que provoca el agua que corre por el río es la música que ambienta esta casa, que parece de campo de corte inglés.

Para ingresar se deben recorrer 400 metros de un camino empedrado. Antes de llegar a la casa principal hay más de 10 chalets, habilitados con camas y sillones, aire acondicionado e internet. Probablemente eran ocupadas por las visitas de este inmueble.

Al ingresar a la casa principal, huele a madera vieja y humedad. Todas las habitaciones miden nueve metros de ancho por 12 de largo. El recibidor tiene cómodos sillones, hay tapetes árabes, una mesa y un gran cuadro del pintor José García Ocejo. Así como una chimenea y velas que fueron usadas.

La siguiente habitación es un gran comedor para 12 personas, dos enormes vitrinas con platos y copas adornan el lugar. En la mesa hay siete vasos y copas con restos de lo que parece refresco. Además, hay un vaso infantil desgastado y con la cara de Mickey Mouse.

El piso de la propiedad es de enormes piedras de cantera, se nota resistente, pero también el ambiente se percibe soledad por el tamaño de éste. Los 10 policías que resguardan esta finca describen que hace mucho tiempo no visita nadie este inmueble, más que los investigadores que llevan el caso.

Hay vigilancia las 24 horas del día, y en las puertas una leyenda que dice: “Este inmueble es propiedad del gobierno del estado de Veracruz, como se acredita con el instrumento público número 27 mil 58, otorgado ante la fe del notario público número 10 de la Décima Séptima demarcación notarial, inscrito en el Registro Público de la Propiedad de la Décima Cuarta Zona Registral bajo el número 8625, de fojas uno a dos, del tomo 185, de la Sección Primera con fecha 9 de febrero de 2016”.

Lo último que comieron fue mole. Los últimos ocupantes de esta finca tenían provisiones para pasarla bien. El refrigerador es de uso industrial con dos puertas y congelador con verduras y alimentos preparados que ya no se alcanzaron consumir.

También hay un horno de piedra con palas para cocinar a la leña. Además, una enorme estufa, con cuatro quemadores, dos parrillas y dos compartimientos de horno. Asimismo, una báscula antigua y uno de los últimos alimentos que consumieron fue un mole, pues el recipiente se quedó recién lavado.

La cocina tiene dos enormes planchas para preparar los alimentos y un gran letrero que dice: “Cocina Del Faunito”. Hay dos fregadores con mezcladoras industriales, así como un elevador para bajar la comida al sótano y donde está el comedor principal.

El buen gusto de los habitantes de esta casa se notaba en los alimentos, pues había muchos productos “para botanear” de la marca Pronokal, que son fabricadas en Francia. Hay pasteles, papas, chocolates, café, tortillas, crepas y hasta pizza.

Toda la casa principal tiene internet, aire acondicionado y distintos botones para llamarle a la servidumbre y así evitar el traslado.

Esta casa, no tiene una planta alta, pero cuenta con un sótano en donde hay un cuarto de juegos, con mesa principal y muchas fichas para apostar, regadas en todo su interior. También una biblioteca donde se pueden ver libros con los nombres: Bodas reales, Gaia, La Diosa Blanca, y algunos otros ejemplares del Fondo de Cultura Económica.

Esta pieza, tiene un sillón en forma de L y una mesa de piedra de cuatro partes, así como otra chimenea.

Toda la casa principal tiene internet, aire acondicionado y distintos botones para llamarle a la servidumbre y así evitar el traslado.

Esta casa, no tiene una planta alta, pero cuenta con un sótano en donde hay un cuarto de juegos, con mesa principal y muchas fichas para apostar, regadas en todo su interior. También una biblioteca donde se pueden ver libros con los nombres: Bodas reales, Gaia, La Diosa Blanca, y algunos otros ejemplares del Fondo de Cultura Económica.

Esta pieza, tiene un sillón en forma de L y una mesa de piedra de cuatro partes, así como otra chimenea.

Uno de los lugares más espaciosos de este inmueble es la cava. Tiene más de 300 vinos nacionales, de Líbano, Argelia, Francia, España, Portugal, Chile, Argentina, Estados Unidos y Australia.

Están divididos en vodka, tequila, mezcal, ron, ginebra, cognac, jerez y hasta champagne, todos empotrados en las paredes en maderas finas. El cuarto tiene control de temperatura y regulador de luz para mantener en buen estado todos los licores y no podían faltar los puros en esta habitación.

Obras de arte. Como toda buena propiedad, no pudieron faltar las obras de arte. Hay pinturas de Raúl Anguiano, otra de José García Ocejo, Luis Fracchia y su obra tiene el nombre de La Paloma, otra de Alegre Reyero, Cano y Palomeque. Así como esculturas de Pedro Cervantes.

Todo quien camina por este enorme predio, puede percibir el calor de Veracruz, pero también se refresca con todos los árboles que adornan el paisaje. El río que rodea la propiedad es caudaloso y ayuda a mejorar el paisaje de enormes montañas que hay alrededor de la región.

En la zona baja de esta propiedad hay lo que parecen unas ruinas de lo que fue una antigua hacienda y que la vegetación se ha encargado de llenar de enredaderas y la combinación de estas construcciones con lo moderno hacen una mezcla perfecta para el buen gusto.

Algunos de los lugareños mencionan que toda su infancia, Duarte de Ochoa la pasó en el municipio de Córdoba, donde estudió y por eso gustaba de pasar tanto tiempo en esta región, incluso por eso habilitó de esta manera este inmueble.

Recuperación de propiedades. Este jueves, Miguel Ángel Yunes Linares anunció que logró recuperar el rancho El Faunito y aquí también encontraron cuadros de gran valía de los pintores Botero, Tamayo y Siquieros, que ya están bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado (FGE) para valorarlos. Y se encuentran en análisis para saber sí son auténticos.

Además, anunció que ya logró recuperar más de mil 250 millones de pesos que se llevaron el ex gobernador, Javier Duarte y sus colaboradores.

Además, logró recuperar una tercera parte del rancho Las Mesas en Valle de Bravo, con un valor de 300 millones de pesos y las otros dos terceras partes están aseguradas por la Procuraduría General de la República (PGR) que deberán ser devueltas al estado.

También un paquete de bienes muebles e inmuebles en Xalapa, Coatepec, Alvarado y otras poblaciones; un avión de 75 millones de pesos y un helicóptero de 18 millones de pesos.

A esto se suman 250 millones de pesos en bienes y efectivo, y dijo que esto es solo la primera parte de lo asegurado; recordó la entrega de 421 millones de pesos por parte de la PGR; y otros 300 millones de pesos que fueron asegurados con empresarios mediante acuerdos y legales.

Anunció la creación de un fideicomiso público que se constituirá en las próximas semanas, cuyo titular será designado por el Congreso local y que destinará recursos principalmente a clínicas y hospitales para la atención de niños y en zonas marginadas.

Instruyó al Patrimonio del Estado para recuperar 60 hectáreas de la Reserva de Coatzacoalcos, cedidas por el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán a Antonio Macías, suegro de Javier Duarte de Ochoa, con un valor de mil millones de pesos.

Anunció la interposición de una denuncia contra Herrera Beltrán y de los beneficiarios con este “atraco”, e instruyó expropiar la residencia de Duarte de Ochoa en Tlacotalpan y solicitó al gobierno federal que todos los bienes recuperados sigan siendo devueltos a Veracruz.(EL DEBATE)

Recibe las noticias en tu correo

Registra tu dirección de correo, y activa tu suscripción gratuita.